La pandemia ha impulsado a las empresas y a los autónomos, tanto en el área profesional como en el personal, a adentrarse en el mundo de la digitalización, las compras online y, por supuesto, el teletrabajo.

Aunque, en líneas generales esta adaptación o incorporación total en los entornos digitales ha traído grandes beneficios, el avance se ve amenazado por el aumento en el número de ciberataques, ya que se ha intentado aprovechar las posibles vulnerabilidades como consecuencia de las conexiones remotas o el aumento del uso de la nube o spam a través del correo electrónico.

En la actualidad, cada empresa o autónomo es responsable de lo que pueda ocurrir con los datos que maneja de sus clientes y su posible uso, al igual que su protección. Por este motivo, los seguros de ciberriesgos se hacen imprescindibles en el día a día de cualquier empresa o autónomo, independientemente de su tamaño o sector de actividad. Y es que, estos seguros protegen desde la responsabilidad civil frente a un tercero, hasta de la recuperación de la información que puedan dañar o secuestrar.

Los ciberataques pueden venir desde diferentes amenazas, las más comunes son las siguientes:

  • Denegación de servicio: Deniegan el acceso a una página web o a un servidor.
  • Transomwarb: Se impide el acceso a ciertos archivos o partes del sistema y encripta información pidiendo un rescate
  • Spyware: Se oculta para obtener información confidencial, con el fin de entregarla a terceros.
  • Phishing: Técnica de engaño para conseguir datos personales, contraseñas, etc.
  • Troyano: Programa que se oculta en la memoria del equipo, para alterar el funcionamiento con normalidad de cualquier dispositivo informático.
  • Gusano: Virus que se autorreproduce y busca equipos vulnerables conectados en la red.
  • Infidelidad de empleados: Sustracción de información privada por parte de persona que trabaja en la empresa. 

Hay que tener en cuenta que, cuando una empresa o autónomo ha sido víctima de un ataque cibernético, esto conlleva una serie de costes tanto económicos como reputacionales. Los costes que pueden estar presentes en un ataque, pueden ser desde los costes de recuperación de datos, rescate / extorsión, reposición de programas y equipos, notificación a los afectados, hasta coste reputacional, indemnizaciones, perdida de beneficios por paralización de la actividad, multas y sanciones administrativas, asesoramiento legal, tecnológico y defensa jurídica.

Por eso los seguros de ciberriesgos se hacen a día de hoy totalmente imprescindibles, ya que se manejan datos personales muy importantes y los costes pueden ser realmente elevados, incluso llevando a la quiebra o desaparición de la empresa.

Al contar con un seguro de ciberriesgos, la empresa o autónomo tiene que saber qué coberturas y protecciones les cubre.

Gestión de Incidentes

  • Gastos para el asesor de respuesta de servicios legales, especialista tecnológico y consultor de relaciones públicas.
  • Notificación a los afectados y seguimiento de quejas de los afectados.
  • Gastos para el especialista tecnológico para eliminar cualquier software malicioso.
  • Recuperación de datos.
  • Gastos necesarios para prevenir o frenar el daño reputacional.

Protección de datos

  • Gastos de defensa respecto a una inspección o sanción.

 Responsabilidad Civil

  • Daños y perjuicios, gastos ocasionados de cualquier acto incorrecto (Daños a la reputación, Espionaje, Plagio, Piratería, Vulneración de derechos de autor).
  • Daños a terceros, derivados de cualquier reclamación sobre seguridad de la red.
  • Gastos de defensa y fianzas.

Extorsión Cibernética

  • Daños y perjuicios y gastos por extorsión cibernética

Fraude Cibernético

  • Suplantación de identidad para robo de dinero.
  • Transferencia de dinero del afectado por instrucciones de un impostor.

Interrupción de negocio

  • Pérdida de beneficios por interrupción en las redes, acceso a datos, prestación de servicios.
  • Gastos para mitigar la duración.

Para terminar, ninguna empresa o autónomo está libre de recibir un ciberataque, por lo que este seguro dirigido a autónomos y pymes es la solución ideal para hacer frente a la amenaza intangible de este tipo de riesgos.

Si necesitas ayuda o asesoramiento para encontrar la mejor opción, ponte en contacto con nosotros en segurode.com.